DISCURSO DE GRADUACIÓN “XXIV PROMOCIÓN PRE-GRADO”

IMG-20181114-WA0008

DISCURSO DE GRADUACIÓN “XXIV PROMOCIÓN PRE-GRADO”

El día sábado 3 de noviembre se graduaron 53 jóvenes, esa cantidad de profesionales de la UNICAH en diferentes licenciaturas e ingenierías, la juramentación y la promesa se desarrolló en el auditorio del colegio María Auxiliadora a las 9 am. después se dio gracias a Dios con la Santa Eucaristía a las 3: 00 pm presidida por monseñor Darwin Andino y concertada por el capellán de la UNICAH p. Ignacio Quintano y el P. Rudy Mejía, se dio gracias a Dios por el éxito alcanzado de los jóvenes, sobre todo los valores que llevan como egresados de una institución católica… terminada la Santa Eucaristía se entregó los títulos a los graduandos, debe mencionar que la joven Lic.: julia María Molina pronuncio su discurso de graduación en nombre de todos sus compañeros graduandos por haber alcanzado la mejor calificación… Dios les bendiga a todos y a dar testimonio de lo aprendido en el campo laboral…

 

DISCURSO DE GRADUACIÓN
XXIV PROMOCIÓN PRE-GRADO

Su Excelencia Reverendísima Monseñor Darwin Rudy Andino, Obispo de la Diócesis de Santa Rosa de Copán y Canciller de la Universidad Católica de Honduras, Dr. Elio David Alvarenga diácono permanente y rector de la Universidad Católica de Honduras, Dr. Edgar Handal Facussé Secretario General de la Universidad Católica de Honduras, Autoridades Académicas del Campus Santa Rosa de Lima, Sacerdotes que nos acompañan, invitados especiales, compañeros graduados, padres de familia y amigos. Buenas tardes.

Es para mí un gran honor y privilegio expresar estas palabras en representación de mis compañeros graduados, no quiero iniciar este discurso sin antes darle gracias a nuestro Padre Todopoderoso, porque desde antes que nos formara y naciéramos  ya tenía preparado este camino para cada uno de nosotros, colocando a las personas precisas y leales en el mismo, las cuales nos ayudaron y corrigieron cuando fue necesario y sin ellas no hubiésemos podido culminar este triunfo profesional que hoy estamos logrando.

Quiero agradecer de manera especial a mi familia a quien dedico este título, ya que siempre tendré presente que sin su ayuda y sacrificios no podría ser posible este logro, agradezco infinitamente a la Universidad Católica y a su programa de becas dirigido por el Dr. Elio  David Alvarenga ya que con su apoyo he tenido la oportunidad de formarme académicamente, de igual forma agradecer a los catedráticos; por ser una fuente de conocimiento  y una guía fundamental en todo este proceso de aprendizaje.
Hace cuatro años cada uno de nosotros inició esta nueva etapa universitaria, llena de expectativas, miedos, incertidumbres  y retos que teníamos que enfrentar, para poder avanzar hacia un camino de sacrificios, tristezas y alegrías, y de esta manera llegar a la
meta deseada; nuestra graduación, durante el transcurso de esos años fuimos obteniendo nuevos conocimientos, momentos vividos con nuestros amigos que llevaremos en nuestro recuerdo, momentos difíciles en donde nuestras expectativas no se asemejaban a la realidad, muchos fracasos que nos ayudaron a fortalecer nuestra vida, momentos especiales donde en cada celebración eucarística podíamos experimentar la presencia viva de Dios, momentos que solo esta casa de estudios pudo brindarnos, en fin huellas que definieron que más que compañeros somos familia.

Compañeros, en este momento estamos representando un pequeño porcentaje de personas favorecidas que logran obtener un título universitario, ya que lastimosamente para nuestro Gobierno nuestro país es tan grande que la justicia y las oportunidades de crecimiento no alcanzan para todos, les motivo a que lo que hemos aprendido lo pongamos al servicio de los demás, ya que no nos hemos formado para nosotros mismos,  sino para apoyar a aquellos que no corrieron con nuestra misma suerte, que sin lugar a duda también tienen las capacidades necesarias, pero no los recursos económicos para llevarlas a cabo.

Compañeros graduados les invito que busquemos el desarrollo integral de nuestro país, para que a futuro nos sintamos orgullosos de que hemos colaborado para mejorar la situación actual de nuestra Nación, que  con honor y ética desarrollemos nuestras funciones laborales haciendo mérito de nuestro título, indistintamente de la carrera que elegimos, poniendo en práctica los valores morales y cristianos que se nos fueron inculcados en esta Universidad y por último, a no perder la fe, ya que es el motor que nos impulsa a seguir adelante y perseverar en cualquier adversidad.

Buenas tardes.
MUCHAS GRACIAS.

/ Sin categoría

Share the Post

About the Author

Comments

No comment yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *